• Crónica
  • Comarcal Tv
  • Radio
  • Fotos

Presumible (y previsible) espantada de CD Zeneta provocando la suspensión de su encuentro ante Lorca Deportiva Féminas, hasta la decisión federativa.

“Animar a nuestro Lorca es pá’ mí un privilegio porque somos los más grandes de la Regiooón…”

Los versos de esta tonada que nos brindó la Peña Orgullo Lorquino para el triunfante encuentro contra SPA en la jornada precedente, han venido para quedarse como aliento de las futbolistas del Féminas. Cobraron en el día de ayer, domingo 1 de Mayo, un renovado y fortalecido significado. Pues aconteció lo que no debió nunca de suceder en una competición de este nuestro fútbol femenino aún sin consolidar, de incipiente interés por parte del público en general, que apenas había comenzado a traspasar el círculo de la familia como únicos espectadores. Un pequeño fuego que, habiendo empezado a prender a base de extremados mimo, ilusión y esfuerzo, podría volver a apagarse si no se cuida. Lo más triste es que lo extinguirían desde dentro, algunos de sus incompetentes dirigentes. Ver para creer.

Real Murcia Zeneta
Foto de perfil del Facebook del Equipo

Y lo que pudimos presenciar fue que el encuentro no llegó a dar comienzo, por causa de lo que se vislumbra como una patraña, una pantomima no se sabe si urdidade las jugadoras, o  por parte de los responsables (es un decir) que dirigen al club de fútbol femenino de inscrito como CD Zeneta, que compite, defiende y viste la equipación del emblemático club del Real Murcia en nuestro grupo VII Segunda División Nacional y que, que se presentaron en las instalaciones del Mundial 82 de La Torrecilla 25 minutos antes del comienzo del encuentro, programado para las 17:00, aduciendo la imposibilidad física de jugar por parte de su plantilla, y presentando partes médicos por ‘supuestas’ enfermedades de sus jugadoras. En concreto, ocho, sobre diecinueve fichadas.

Enseguida se dispararon toda suerte de comentarios entre los allí presentes: reporteros gráficos, técnicos de la Federación, público en general, jugadoras de la Escuela de fútbol base del Féminas (bueno, en realidad éstas menos, se pusieron a patear el balón, lo que les gusta) y hasta el concejal del ramo, Juan Francisco Martínez, que había venido a efectuar el saque de honor en este último partido casero del cuadro lorquino en la liga regular.

Se antoja difícil encontrar los porqués de esta actitud del club zenetero, cuyo equipo había plantado buena cara a las blanquiazules allá por diciembre en el estadio José Barnés de la capital regional.

Contextualizando un poco, el CD Zeneta, ascendido como campeón de la Liga Autonómica murciana de la temporada anterior, se encontraba deportivamente ya descendido de nuevo a dicha categoría desde bastantes jornadas atrás, con una racha de 18 partidos consecutivos conociendo nada más que derrotas y un único punto, fruto de un empate. Estaría en buena lógica detrás de este mal resultado clasificatorio y deportivo la falta de experiencia en la exigente categoría de Segunda Nacional, como ya les sucediese a las lorquinas tras su primer ascenso, en la 11/12. Incluso la escasez endémica de recursos materiales en estos tiempos de crisis, más aún en el seno de un fútbol modesto como el femenino, y multiplicada en el caso de conjuntos no consolidados en la División Nacional. Si, además, no acompañan ni siquiera mínimamente los resultados deportivos, los ingredientes para entrar en la espiral perversa y destructiva estarían servidos.

O a lo mejor no vale nada de lo anterior, y en verdad fuera la responsable una mayonesa u otro alimento servido en mal estado cuando se juntaran en la víspera, sábado, veinte personas (como mínimo, en una plantilla de 19) a comer en la amplia casa de un particular, el presidente, donde no hubiera testigos que luego pudiesen contar el buen ambiente de hermandad que se respiraría.

Pero si este cuento, o veracísima historia, apenas si habría por donde cogerlo, lo que no son ni mínimamente justificables son las formas. Y es que en los tiempos que vivimos, a golpe de mensajería instantánea, se podría haber comunicado a primera hora y a todas las partes implicadas la noticia de que no se iba a poder afrontar el encuentro, ante el desgraciado escenario de los vómitos mañaneros en modo plaga egipcia que desde muy temprano ya habría de padecer el grueso del plantel de jugadoras zenetero.

Desgraciadamente no pillaba exactamente de sorpresa al club lorquino las maniobras de este club, pues ya en las fechas precedentes se rumoreaba la espantada que podría dar el conjunto zenetero. Y es que el hecho de que no contesten, en este año 16º del siglo XXI, a mensajes de Whatsapp del tipo “¡En unas horas estamos jugando! (guiño)-(sonrisa)jugadoras de 15 a 20 años que viven con el móvil en la mano es elocuente. Y más aún conociéndose de haber jugado juntas en el pasado, o de la selección autonómica murciana, cuando no de ser amigas y chatear a diario (sin tener en cuenta whasapps que específicamente daban por hecho que el partido no se iba a celebrar). Inequívoca huella de la lógica ley del silencio que se habría impuesto, de arriba hacia abajo, a unas jugadoras que, por desgracia serían víctimas de los mal entendidos egos de sus dirigentes, por decirlo amablemente. Y de paso propinando una patada en el estómago al pobre fútbol femenino. Lamentable, sería el calificativo. Ya no gastemos más palabras, que decidan los comités.

Ante esta rumorología Directivos del Lorca hicieron las llamadas pertinentes el sábado a Murcia para ver si era cosa de las niñas o todo se iba a desarrollar de forma normal. Algó falló cuando las noticias el sábado por la mañana eran que todo se iba a desarrollar con normalidad y de ahí que el equipo blanquiazul organizara el encuentro como cualquier otro domingo.

Aún con el pampaneo descrito, con la afición sobre el terreno sonó la música. También los petardos y se coreó el himno del equipo. Se siguió conversando, de hecho no se ha parado aún, y lo que te rondaré morena, del tema. Pero al fin ya alguien tuvo la feliz idea de que aquello había que regarlo.

Porque las aspiraciones del equipo están intactas, y aún más, crecidas por el nuevo pinchazo de las alicantinas del SPA, en esta ocasión a manos de Marítim en Valencia. Así que en los dos encuentros que resten, bastaría una victoria o dos empates, aunque incluso los requisitos pudieran ser incluso menores si aún tropiezan los rivales en sus difíciles compromisos de la última jornada, el 15 de Mayo: las alicantinas en su partido contra el líder Valencia B, y el tercero en discordia, Aldaia, frente al siempre correoso filial del Levante.

El mismo lunes por la mañana Directivos del Lorca Deportiva Féminas se presentaron en la Federación a presentar sus quejas, no solo por la forma que fue irrespetuosa por no avisar y dejar que se organizara el evento y se congregaran cientos de personas que se desplazaban o dejaban compromisos para apoyar a si equipo, sino para además para dejar constancia de la posible intencionalidad de hacer daño al equipo lorquino sin justificación alguna presentando pruebas que así lo dan a entender, cuando realmente el daño se lo han hecho a la propia credibilidad de su club, a sus deportistas al escudo que defienden y al Fútbol Femenino en general.

Demos por el momento el fin a esta atípica crónica con un cántico que entonará en la grada la alegre e ilusionada tropa blanquiazul cuando juegue de nuevo su equipo:

“Te llevamos dentro del corazooón… este año vas a salir campeooón….”

#LasChicasTambienJuegan

Crónica por Carlos Pardo




El Real Murcia Zeneta, consiguió que no se celebrara el partido, pero no pudo evitar que homenajearamos al Concejal de Deportes Juan Francisco Martínez por su apoyo a nuestro equipo dentro de la campaña #yosoyfutbolfemenino , así como mostrar nuestro apoyo a la Asociación Española de Mastocistosis

Finalmente nuestras jugadoras haciendo gala de la deportividad que han hecho todo el año despidieron aplaudiendo a a afición que se hubiera desplazado hasta el campo para animarlas.

Nos hubiera gustado que todo hubiera sido de otra forma, pero tenemos que dar las ‘gracias’ a los personajes del zeneta que allí se presentaron, por aguar la fiesta del fútbol y a las enfermas una pronta mejoría que ya fue rápida ya que algunas se vieron fotos en Comuniones y en el partido del Alhama por la tarde. A la que siga con molestias que se recupere lo antes posible.

Y lo mas importante, mostrar nuestra admiración por las jugadoras que dieron la cara y alli se presentaron, María Rios y Cristina Lorenzo, que pasaron unos momentos de bochorno ante el espectáculo que sus lamentables dirigentes habían organizado.

Os dejamos con algunas fotos de lo que allí aconteció: