Las de Ginés Quiñonero se erigen en campeonas de invierno frente a Al-Basit.(3-1)

Por méritos propios las futbolistas del Lorca Deportiva Féminas tocan techo, pues en lo alto ya estaban, y obtienen al final de una intensa primera vuelta de campeonato el honorífico título que conlleva el primer puesto de la clasificación del Grupo VII de Segunda División Nacional Femenina, merced a su justa victoria en casa frente al colista, el albaceteño Al-Basit (“El Llano”).

A falta en esta ocasión de homenajes a valedores/as del fútbol femenino en Lorca en los instantes previos al partido a cambio sí que hubo, y en esta ocasión a la postre, algo igualmente importante: el auto-reconocimiento de las pupilas de Ginés y Marcos de que están haciendo algo muy grande. Y de qué mejor manera que con un nuevo triunfo tras el prolongado parón navideño de cuatro semanas, tan largo que siempre se generan dudas de cómo responderán la cabeza y los músculos a las exigencias de la competición.

Y a fe que lo hicieron con suficiencia ante los retos que les planteó un Al-Basit recién ascendido, a priori inferior, colista de la competición. Plagado de jóvenes jugadoras, las manchegas parecen estar acusando el cambio de categoría y sufriendo de un aprendizaje a fuego como el que ya tuvieron las lorquinas en su primer ascenso a división nacional desde la de autonómica murciana en 2011.

No quieran ver las jugadoras que ayer vestían de rojo, mano negra alguna en el hecho de que se disparasen los cañones del agua de riego del campo del Mundial 82 justo en el momento en que enfilaban el túnel de los vestuarios, y apenas un segundo después de que la última de las lorquinas ya lo hubiera alcanzado tras el preceptivo calentamiento. Son cosas de la informática, que éste cronista ya ha comentado en varias ocasiones con el encargado y del que ha recibido múltiples respuestas: que no puede pararlo, que está programado, que si se toca puede haber una hecatombe nuclear, etc. Disculpas ofrecidas de todas formas por el inocente riego. Además, el agua no mancha, que se dice.

Más bien acaso les activó el accidental remojón, y abordaron las manchegas el partido con el ánimo de quiénes poco tienen por perder, valientes y sin encerrarse más de la cuenta. Aspecto éste que propició abundantes espacios para correr, en los que se desenvuelven como peces en el agua (de nuevo) las blanquiazules, y en particular Andrea Totana por su banda derecha, que ya en el minuto siete profundizaba hasta la línea de fondo tras dejar a su par, y ponía un centro por bajo que habría de pasearse por el área chica, y tras pasar por entre las bendecidas piernas de María Soto, brindaba la clara ocasión de gol a los pies de Isa Sánchez. La oriolana, acaso sorprendida por el inesperado regalo y con la defensa echándosele encima, enchufó un remate, mas no definitivo, y el esférico fue desviado por la zaga. Está siempre a puntito la Sánchez, lástima.

Paradón de Maica ante el AlbasitMaica tuvo la ocasión de lucirse a continuación a disparo de la extremo izquierda Eva, asistida por Carmen, una de las destacadas de las manchegas, y disparó cruzado con su zurda, pero atajaba la guardameta de Murcia. Parece que se va notando cada vez más el entrenamiento específico que realizan las arqueras blanquiazules con Joaquín, el entrenador de porteros, que está puliendo la técnica, la colocación y otras destrezas que deben de atesorar las encargadas de custodiar los tres palos.

Dedicatoria de María a CarmenMaría Soto ocupó en esta ocasión la punta del ataque lorquino, y estuvo los noventa minutos rondando el gol. No sabemos del desempeño de las centrales manchegas en otros encuentros, pero acaso porque la fama de la rubia aguileña viaja muchos kilómetros, o quizá como ya ha quedado dicho por pagar la novatada de las recién ascendidas, estuvieron hechas un flan en más ocasiones de las que hubiesen deseado. Y en estas circunstancias María difícilmente iba a perdonarlas. Rayaba ya la media hora de encuentro cuando un pase frontal de Isika, que acababa de salir por la lesionada Andrea Cortés, provocó una falta de entendimiento entre central y guardameta albaceteñas, y el toque de cabeza de aquélla sobrepasó a su compañera, dejando el tanto a merced de una María Soto que simplemente tuvo que aguardar a que la ley de la gravedad bajara la pelota tras el bote para empujarla al fondo de las mallas manchegas. Un regalo de Reyes Magos con retraso en toda regla, un aguinaldo, o “aguilando”, como se dice en nuestra tierra murciana, de particular comodidad al pronunciar.

Acusó Al-Basit el golpe, y minutos después la apertura de Isika hacia Jessi por la izquierda plantó a la correcaminos ante la portera Laura y la ponía ante una clara opción de elevar la cuenta local. Conseguía entonces la aguileña superarla desde el pico del área grande merced a una rosca con su derecha, pero el balón tocó el travesaño por su parte superior y salió de fondo mientras ya se cantaba el gol en el graderío.

Con unas espoleadas lorquinas que querían sentenciar cuanto antes, pero también con las manchegas enrabietadas por el regalo que había significado el tanto lorquino, el encuentro se abrió en este último tramo de la primera mitad. Las visitantes eran ambiciosas en el balón parado, subiendo hasta siete jugadoras para buscar opción de remate. Así, en una falta dudosa, que antes bien parecía simple fuera de banda junto al banquillo lorquino, pudo Al-Basit haber logrado la igualada. El balón botado por Sara fue inicialmente rechazado de cabeza por las zagueras blanquiazules, pero con la mala fortuna de que la dirección del desvío fue directamente a pies de Mónica, que se había quedado sola en el primer palo. Controlaba la internacional Sub-16 (¡enhorabuena!) y algo escorada aprovechaba el bote para empalmar un obús seco y cruzado que de poco no vio el arco de Maica, y ante el que nada podría haber hecho la capitalina de haber ido ese trallazo entre palos. La manchega casi revienta un balón que necesitó de atención urgente en la banda, con algunos puntos de sutura y debiendo de ser insuflado con aire de la Torrecilla. Se repuso felízmente una vez se le hubo dado el viento.

Con el susto en el cuerpo se llegó al descanso. Retiradas las jugadoras, no quedó ninguna posadera en contacto con el cemento de las gradas del estadio lorquino, pues había que aprovechar los escasos y cotizados rayos del Sol para calentar esas zonas anatómicas menos nobles. Reloj en mano, sorprende el dato de que el entreacto duró sólo 12 minutos. Alguien tenía prisa.

Para comenzar la segunda mitad introdujeron las albaceteñas dos cambios en pos de la reacción. Entre las sustituidas, Lorena, hija del simpático cámara que grababa el encuentro para Al-Basit, al que hay que agradecer de corazón, y no sin una sonrisa de oreja a oreja en la boca, que durante una jugada en la que el colegiado no señaló a favor del equipo manchego, le espetase: ”¡Árbitro, siempre favoreciendo al grande!” Nos llega al alma, gracias.

Lo cierto es que pese a los cambios la tónica del encuentro no varió. Y ya al primer minuto de la reanudación la de siempre, María Soto, y tras pase de Isika, cruzaba un disparo raso que Laura desvió apuradamente con la punta de su bota derecha. Esta jugada se la perdieron no pocos espectadores.

Dedicatoria de Andrea TotanaEn el cincuenta, como fruto del dominio del balón local, Andrea Totana era zancadilleada en mitad del campo manchego, verticalmente a la portería. La propia Totana sería la encargada de ejecutar una falta a la que, aunque lejana, el viento a favor le confería el calificativo de peligrosa, y más a pies de Toti. No defraudó la futbolista de la capital, pateando el balón firme y templado, haciéndolo levitar hasta localizarlo bajo el travesaño, al que golpeó en su parte inferior para provocar un bote espectacular dentro ya de la línea de gol, y con el consiguiente fuerte rebote hacia el cielo de las redes manchegas. Incluso la guardameta Laura lo realzó con su plástica pero infructuosa estirada, haciéndole los honores. Golazo, y con dedicatoria para un joven y muy atento fan de la murciana apostado en las inmediaciones.

A continuación dio el entrenador local paso a Carmen y Ángela, quienes salieron por Isa Sánchez y Tamara, provocando un nuevo baile de posiciones que se están asumiendo afortunadamente con mucha naturalidad por todas las integrantes de la plantilla, sabiendo que lo importante es que todas han de sumar, sin importar demasiado el dónde. A destacar, por ejemplo, la polivalencia de la última incorporada a la plantilla, Helena, que jugó en hasta tres puestos, a consecuencia de las lesiones y cambios: mediocentro, central y lateral, en todos ellos deleitando al respetable con su técnica individual. Ese es el espíritu.

Jugaban las locales con cierta comodidad y confianza por la renta en el marcador, y las llegadas al área rojilla eran continuas, aunque no siempre con el acierto de cara al gol que hubieran deseado Carmen o la Soto para sentenciar el partido cuanto antes. De cabeza a una banana de Toti, de vaselina, e incluso con un gol olímpico fantasma tentó la suerte la rubia aguileña. Sabía que aún un tanto de Al-Basit podría meter en el encuentro a las manchegas. Y aconteció.

Fue en una falta hurtada a Esther cerca de la corona del área blanquiazul, que con gran maestría y por la mismísima escuadra convirtió la especialista del balón parado manchega Sara en un soberbio gol, que dio esperanza a las albaceteñas a falta de un cuarto de hora de tiempo reglamentario. Y aunque se vinieron arriba por breve espacio de tiempo las visitantes, con Mónica tomando las riendas del ataque, dieron en piedra dura, al topar contra esa máquina de corte y corrección en que se está convirtiendo Judith. La murciana, una vez más, negaba el pan y la sal a las delanteras rivales, bien anticipando o bien al cruce, apoyándose en su gran velocidad y excelente colocación. Un seguro de vida a todo riesgo.

Aún hubo tiempo para que la capitana Blasa recibiera la ovación por el cambio en el que la aguileña Natalia salió a apuntalar el mediocentro blanquiazul. Y también de despejar dudas con el tanto del finiquito al partido.

María Soto ya llevaba varias jugadas avizorando el gol con su “apañera” Carmen Alegría, aprovechando que se entienden con una simple mirada, sintonizadas como están ambas en la misma longitud de onda del dial futbolístico. Si en una primera jugada era la Pichona quien se la había puesto en una asistencia por elevación que María controló de cabeza pero que con el mareo del giro no pudo concretar con la izquierda, en la siguiente ocasión se invertirían los papeles y también el producto, contradiciendo la propiedad conmutativa, y obteniendo esta vez sí el premio del gol.

Pues a dos minutos del final, la Soto se internaba en el área albaceteña para poner un centro mortal de necesidad que valía ya tres cuartos de gol, y ante semejante regalo Carmen María no tuvo más que empujar el cuero en el el segundo palo. Merecido tanto para una Pichona que nunca deja de intentarlo. Así que la alegría difícilmente pudo ser más completa, devolviéndose entre las dos delanteras la dedicatorias.

El pito de un árbitro que en líneas generales, y salvo quizá en la aplicación de las tarjetas, estuvo correcto, anunció a la afición congregada en el estadio lo que nadie (bueno, alguien hubo) al comienzo de la andadura de las lorquinas allá por el mes de Septiembre pudo imaginar: que cuatro meses después las Féminas blanquiazules eran líderes y campeonas de invierno. Amén de firmes aspirantes a disputar las eliminatorias por el ascenso a Primera División. Pues ya a la tarde se confirmaría el pinchazo del SPA alicantino en su visita al filial del Valencia CF, con lo que a falta de la segunda vuelta la renta de las lorquinas es de cinco impresionantes puntazos. Mamma mia!

Se admiten apuestas, y más a sabiendas que las segundas vueltas nunca fueron el fuerte de las blanquiazules. Y el reto de la semana que viene, para suerte de la afición, será de nuevo en el Mundial 82, en el partido que inaugurará la segunda vuelta de Lorca Deportiva Féminas. Le enfrentará a otro duro rival directo como es UD Aldaia Femenino, y de las que actualmente les separan seis puntos. Contra ellas empezó todo con un partido de ensueño en el debut liguero…

¿Serán capaces de hacerlo? … #LasChicasTambienJuegan

FICHA TECNICA:

Lorca Deportiva Féminas: Maica; Tamara (Ángela), Judith, Esther, Andrea Cortés (Isika), Blasa (Natalia), Helena, Andrea Totana, Jessica, Isa Sánchez (Carmen María) y María Soto.

Al-Basit: Laura; Andrea, Maribel, Arancha, Cris (Nieves), Sara, Lucía (Alejandra), Carmen, Mónica, Eva (Gema) y Lorena (Macarena).

Goles: 1-0 min.29 María Soto; 2-0 min.50 Andrea Totana; 2-1 min.75 Sara; 3-1 min.88 Carmen María.

 

Lugar: Estadio Mundial 82, La Torrecilla, Lorca. 12:00 Mañana con viento racheado.

 

Espectadores: cerca de 200 (selectos)