Brócoli Mecánico Lorca Féminas consigue su primera victoria como local frente a un Joventut Almassora muy luchador. (3-0)

Las blanquiazules del Brócoli Mecánico obtuvieron por fin los tres puntos a la cuarta ocasión en que jugaban como locales a costa de las castellonenses del Joventut de Almassora, equipo revelación de la Liga. En esta octava jornada de competición en el Grupo VII de Segunda División Nacional Femenina se vio a las claras el porqué de la buena posición en la tabla del equipo de La Plana, que desplegó un fútbol abierto y ofensivo al que por fortuna las lorquinas supieron oponer actitud y concentración defensiva y, sobre todo, una gran efectividad de cara a gol.

Las lorquinas alcanzan de esta manera la zona intermedia de la tabla con 10 puntos, si bien es la misma cifra que poseen hasta cinco equipos, entre los que se incluye el antepenúltimo, plaza de descenso, una vez parece que se descuelgan Elche y Transportes Alcaine de Zaragoza, equipos que no conocen aún la victoria y suman tres puntos cada uno merced a otros tantos empates. Mirando hacia arriba, la 4ª posición del igualadísimo grupo VII se halla a tres puntos.

Como ya probara con buen resultado en el precedente encuentro disputado ante Valencia B en Paterna, dispuso el técnico local Dus que Carla Cotado ocupase la punta y Nancy el centro de la defensa junto a Erica, desplazándose la extremeña Julia a la banda derecha. Novedosa fue asimismo la introducción por primera vez como titular de Isa López “Isika” en el centro del terreno de juego, junto a Blasa y Alicia, cayendo Beíta Cano inicialmente más hacia la banda. Todo sobre el papel, pues ya en el terreno y habida cuenta la polivalencia de muchas de las jugadoras blanquiazules, los cambios de posición fueron frecuentes. Para gran alborozo y claridad de quienes intentasen retransmitir el encuentro, claro.

Desde el primer momento se vio el porqué de la condición de equipo revelación de las castellonenses. Golpeadas fuerte por la ausencia de la goleadora y capitana Iris Domínguez, con una lesión en la rodilla (volverás a tope, simpática) que probablemente la aparte de los terrenos de juego lo que resta de temporada, las jugadoras que visten de negro y coral han tenido que hacer de tripas corazón, y se desempeñan con un coraje y un orden propios de quienes tienen las ideas muy claras y una fe ciega para perseguirlas. Gran mérito aquí, estamos seguros, del cuerpo técnico castellonense. Entre todas las jugadoras, sobresaliente, y demostrando poseer nivel de Primera División, la canaria Gara, ocupando el centro de terreno y el mando de las operaciones. Jugadora box-to-box, como dicen los modernos, completísima como defensa y con imponente llegada a gol, fue una auténtica pesadilla para las lorquinas. Una jugadora total. Y cuando no percutía la canaria, eran los envíos desde 50 metros de las poderosas piernas de las centrales del equipo valenciano, Laia Ballesté y su capitana María López, el origen de las andanadas visitantes.

La presión adelantada de las futbolistas castellonenses, de gran solidaridad entre las líneas y muy afinadas físicamente, no daba un respiro a las brocolitas. Fue una constante lo abierto del partido, sin concesiones al tacticismo ni a la especulación, hasta que ya en la segunda mitad y con el marcador a favor las lorquinas buscaran aguantar, el contragolpe y la sentencia.

Parada de Noelia Vizcaino del Brocoli MecánicoSe jugaba mayormente en el medio campo local, aunque el primer remate fue una peinada de cabeza (demasiado leve) de una muy activa Aroa, tras el servicio de falta a cargo de Carla, que la guardameta local Judith no se tragaría. Atrás, y fruto de la presión de Sarita, Nancy se veía inmersa en una jugada polémica tras ceder demasiado tímidamente de cabeza a Noelia, teniendo que rectificar la rubia holandesa con una carga sobre Ferrero, que el árbitro no interpretaría como suficiente para señalar penalti. El saque de esquina posterior era rematado por Gara de cabeza, empezando a dar muestras de su calidad. Al poco, probaría de falta lejana a Noelia, que desviaba en su primera intervención.

Al Brócoli Mecánico le correspondía por tanto ponerse el mono de trabajo en defensa y buscar sobrepasar la presión castellonense, pues de hacerlo tendrían por delante abundantes espacios a partir de los que ocasionar peligro sobre la meta de la jovencísima portera visitante. No se desfondarían en todo el encuentro las jugadoras del Joventut a pesar del gran esfuerzo desplegado. Felicidades al responsable de su preparación física. Óptima.

Intentó sacudirse el Brócoli Mecánico el dominio visitante buscando la profundidad en las bandas de Aroa y Andrea Cortés. Fueron muy importantes esos metros avanzados por las murcianas, saliendo a campo abierto a hacerle cara a tan osado rival. Como fruto, pronto llegaría el disparo seco de Alicia taponado por una central en la frontal del área, al que seguirían unas manos a centro de Carla que el colegiado estimó como involuntarias pese a estar extendidas. Esto igualaba la polémica en las áreas, al menos.

img_1555En la siguiente jugada, el gol que estrenaba el marcador. Partiendo de una recuperación de Blasa en la medular, el balón recibido a continuación que Aroa abría hacia Carla a su izquierda era centrado por la de Mollet tras acomodarlo a su pie izquierdo, para que fuera su compañera catalana, la propia Aroa, quien controlaba y lanzaba un disparo algo mordido pero mortal de necesidad. Pues estando tapada la guardameta y yendo el balón ajustado junto al palo más alejado de Judith, poco pudo hacer por detenerlo la castellonense. Premio a la efectividad para Aroa, y primer tanto en la temporada de una jugadora que va a más y ahora brilla por su capacidad resolutiva en esos últimos y calientes metros del campo. Bravo. A por muchos más goles, ‘Aroa-On-Fire’ (traducción libre: “Aroa en las Fallas”).

Respondía sin demora el conjunto de coral y negro, percutiendo por el extremo izquierdo con Anna Lizárraga, que si conseguía darse la vuelta llevaba por la calle de la amargura a Julia, que estrenaba posición. Haciendo más pupa por su banda que la pincha de un higo chumbo clavándose en un dedo, fueron varias las incursiones de la liviana y habilidosa futbolista de la cantera barcelonista, incorporada este curso al Joventut. Por fortuna para las blanquiazules, casi todas ellas, pese a acabar desde la misma línea de fondo en centros muy peligrosos, desembocaron casi siempre en brillantes acciones defensivas de Erica, la futbolista boliviana que pese a estar jugando fuera de su posición natural del medio del campo, se ha adaptado en tiempo récord al eje de la defensa, destacando por su gran concentración y atención a los envíos al área. Le quitaría más de un gol, de cabeza y a ras de césped, a la jovencísima y prometedora ariete visitante, Sarita, quien probablemente soñara de noche con esas ocasiones. Nuestros más sinceros agradecimientos y felicitaciones a la sudamericana. Tan importante es marcar goles como evitarlos. El resultado está en el balance de ambas suertes. A seguir así, Eri.

A la media hora era la almeriense Isika quien recuperaba sensaciones futbolísticas, y con gran habilidad tras el servicio de Carla, sobrepasaba con un ceñido sombrero a su par para, sin dejarla caer, empalmar a portería. Sobresaliente en la técnica, aunque le faltara algo de potencia y de dirección para haberse convertido en un tanto antológico. Pese a tener un rival que hacía una fuerte oposición a las brocolitas, se palpaba que éstas se sentían cómodas y liberadas para hacer su mejor juego. Cuesta destacar a alguna lorquina de manera individual, todas rayaron a gran altura. Si acaso, quien esto escribe se queda con el eje del equipo, con las centrales y las dos medio centros (Bea había vuelto desde el exilio inicial a la banda), que nunca se descompuso pese a tener que lidiar con la descomunal Gara. Harina de otro costal será cuando tengan que afrontar a un rival encerrado en lugar de uno con clara vocación ofensiva como el castellonense.
Pronto se verá.

Que la efectividad fue la clave del Brócoli Mecánico quedó claramente refrendado con el segundo gol local. Acababa Erica de tirarse enúltima instancia a los pies de Gara para evitar el mano a mano de ésta con Noelia, cuando un tuya-mía de Aroa y Carla por la derecha finalizaba con una gran asistencia con el exterior del pie de ésta hacia la corona del área donde se presentaba la artista sevillana Cano. De primeras, y sin apenas armar la pierna, brindaba Beíta una acción muy torera para enviar el balón con garbo a la misma escuadra. Más que un disparo, fue un pase a la red que se introdujo con plasticidad en la meta defendida por Judith, que no pudo aunque intentó alcanzar esa bola que le llevaba la décima de segundo de ventaja necesaria para ser un soberano tanto, a su pesar. Es el segundo consecutivo de la sevillana (mojó ante Valencia B), que se convierte en la primera brocolita en repetir como goleadora.

Bea del Brocoli Mecánico‘Stronger’ Bea tomaba la delantera en el particular pichichi blanquiazul. Aunque no sería por mucho tiempo, como se vería en la segunda mitad. El acierto local penalizó quizá en exceso los méritos expuestos por las castellonenses sobre el tapete del Mundial 82, quienes bien podrían afirmar eso de “goles son amores y no buenas razones”.

Joventut Almassora arrancó con brío en la segunda mitad, y primero Ferrero desde el borde del área y a continuación Sarita desde del punto de penalti y cayéndose, dejaban a las claras que las visitantes venderían cara su derrota. Pero no tenían el acierto de su parte, acrecentándose la sensación de que esta circunstancia era el auténtico sino del choque. Agazapadas, mientras, las de Dus buscarían el golpe definitivo ante el avance a la desesperada rival. Julia e Isika tenían sendos unos contra unos resueltos por sus pares defensivas, antes de que llegara la hora de juego. Un riesgo necesario el que corría el equipo que iba por detrás en el marcador.

A la hora de juego, Anna profundizaba hasta la línea de fondo dejando a dos rivales para a continuación servirse de la raya como guía para enfilar la puerta. Cuando ya pisaba el área chica, ponía el pase de la muerte hacia atrás, pero de nuevo, fantásticamente, Erica deshacía lo que parecía el dos a uno. Hubiera sembrado de nervios a las brocolitas, al tiempo que reafirmaría a las castellonenses en su apuesta, pero la brillante acción defensiva de la boliviana conjuraba el peligro. El sufrimiento haría más dulce la victoria local, pero eso la grada aún no lo sabía, claro.

Dus reaccionaba al acoso introduciendo de refresco a Belén por Alicia, y al poco el cuerpo de Isika, titular después de mucho tiempo, también dijo basta, y sería sustituida por Anita Ros. Aunque justo antes de la segunda sustitución en las filas lorquinas, Beíta Cano realizaba una apertura templada y medida a la espalda de la defensa para que acudiera Belén quien, tras sortear a la cancerbera en su salida, lograba rematar en posición escorada hacia la portería para que sobre la misma línea de gol se arrojase la capitana castellonense María López, evitando el tercero. “De momento”, se diría Belén para sus adentros. En situación muy similar, Sarita era taponada por Noelia en el área contraria. El partido estaba roto.

En una rápida transición en la que doblaba en ataque a Anna por su banda quiso la mala fortuna que Laía Díaz, que apenas llevaba diez minutos en el campo, chocara con la guardameta lorquina tras llegar ésta poco antes al peligroso balón dividido en el área local. Lesionada en su cadera, hubo de ser retirada y posteriormente trasladada al hospital en ambulancia, donde se le efectuaron pruebas antes de que pudiera retornar a Castellón. Desde aquí, como no puede ser de otra manera, le deseamos una pronta recuperación a esta brava futbolista que tan a punto estuvo del gol. Ánimo, Laia.

Para colmo de males visitantes, en una fulgurante llegada al área tras un servicio en profundidad que sorteó la línea de zagueras y ganó su espalda, la potentísima Gara se internaba hasta el punto de penalti para enviar por elevación el esférico ante Noelia, pero sin el premio del gol, pues la pelota rebotaba en la parte superior del travesaño para perderse por el fondo. Toda la grada contuvo la respiración e incluso se oyó algún grito de pánico. Las lorquinas tenían que sentenciar ya para acabar con el sufrimiento.

Fue, por fin, a diez minutos del final. Carla Cotado botaba con rosca perfecta una falta desde tres cuartos de campo, con mordiente y hacia el punto de penalti, donde entraron con todo Nancy y Belén, siendo la navarra quien conectaba el testarazo ante el que Judith bien poco pudo hacer. El estallido de júbilo de la grada daba fe del sufrimiento padecido. Iguala con éste tanto Belén a Bea en una bonita disputa por ser la máxima goleadora del Brócoli Mecánico. Es esta una carrera en que sí que nos gustaría que se picaran (y mucho) las futbolistas blanquiazules. Así sea. Del resto del encuentro, reseñar los minutos de Cristina Hernández y también los de Maribel en su reaparición tras lesión. Hasta la Dama de la Destrucción tuvo sus ocasiones de cara a gol. Tendrá que esperar algo más la buena de Blasa Ruíz para estrenarse como goleadora.

Todo buenas noticias por las lorquinas, por tanto. Y la mejor, los tres puntos sumados, todo un alivio. Esperamos que la línea ascendente del Brócoli Mecánico no se quiebre y que la espiral virtuosa en la que parece haber entrado el equipo se confirme en próximos choques. Han sido unos comienzos difíciles, pero servirán a las lorquinas para tener una referencia. De dónde venían, y dónde están ahora…

…porque la mejora la han conseguido con su esfuerzo y unión. Como dicen los árbitros cuando aplican la ley de la ventaja: ¡Sigan, sigan!

#JugamosConEllas #LasChicasTambiénJuegan

FICHA TECNICA:

Brócoli Mecánico Lorca Féminas: Noelia; Julia (Cristina Hdez), Nancy, Erica, Andrea Cortés, Blasa Bea, Alicia (Belén), Isika (Ana Ros), Aroa (Maribel) y Carla.

Joventut Almassora: Judith; Zulema (Laia Díaz) (Denisse), Laia Ballesté, María López, Isabel Pascual, Ferrero (Laura), Gara, Isa, Anna, Sarita y Mica (Miriam).

Goles: 1-0 min.11 Aroa ; 2-0 min.40 Bea ; 3-0 min.80 Belén
Estadio: Mundial 82, 250 espectadores, matinal de domingo con clima agradable.
Arbitraje: No se complicó en las áreas. Listón muy alto para pitar penalti. Controló el encuentro sin tarjetas. Las jugadoras le ayudaron con buena actitud y deportividad. Nota: 9